Sentar a los niños en el coche acontramarcha, reduce el riesgo de lesiones en casos de accidente

Los niños han de viajar el mayor tiempo posible acontramarcha

Según los expertos, que los niños viajen el mayor tiempo posible hasta los 4 años aproximadamente, a contramarcha, reduce el riesgo de sufrir lesiones en caso de impacto. Las razones son las siguientes, si el niño va sentado en sentido contrario a la marcha, las fuerzas que se registran en caso de impacto se distribuyen por todo el cuerpo, y no se concentran en la zona del cuello como pasa cuando viajan en sentido a la marcha.

Además, las características de la cabeza, el cuello y la columna vertebral de los niños, les hace más vulnerables a sufrir lesiones graves o mortales en caso de tener un accidente. Hay que tener en cuenta, que mientras la cabeza de un adulto representa el 6% de su peso, durante los primeros años de vida, la cabeza llega a suponer el 25% del peso, a esto hay que unirle que los ligamentos y músculos del cuello no están todavía bien formados.

 

Aunque esto ya se sabía para los niños menores de 2 años (por eso las sillas del grupo 0+ van siempre instaladas en el coche a contramarcha), ahora se sabe también para los niños hasta los 4 años.

Son muchos los estudios que destacan los beneficios de viajar a contramarcha, destacar también la experiencia en países como Suecia, donde los niños ya viajan desde hace tiempo en sillitas a contramarcha hasta los 3-4 años.

Una investigación realizada por las Universidades de Virginia e Indiana y el Hospital Infantil de Filadelfia (EEUU), asegura que mientras que la efectividad de las sillitas orientadas a la marcha es del 78%, los asientos orientados en sentido contrario a la marcha tienen una efectividad del 93%.

¿Se producen más lesiones en las piernas?

Debido al escaso espacio que queda ente la sillita y el respaldo del asiento, los niños deben encoger las piernas, pues bien, esta postura no aumenta el riesgo de sufrir lesiones en las piernas y/o tobillos, que además siempre serán menos peligrosas que las lesiones en el cuello.

 

 

¿Se marean más?

Esto es difícil de contestar porque cada niño responde de forma diferente. Aunque hay que recordar que si durante los primeros meses no se mareaba cuando viajaba a contramarcha (las sillas de grupo 0+) no tiene por qué hacerlo ahora. Hay algunos trucos para evitar el mareo como ventilar bien el coche, evitar que el niño viaje muy abrigado, comer lo justo antes de subir al coche…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *